ASÍ EMPEZÓ TODO

ASÍ EMPEZÓ TODO

ASÍ EMPEZÓ TODO

 

Hace mucho que no escribía miércoles de rally, la verdad es que hemos andado muy apurados con el tema del COVID19, estamos trabajando muy duro para sacar los proyectos que tenemos atorados y en estos tiempos todo se complica un tanto más, de cualquier manera estamos optimistas y el equipo ha hecho un esfuerzo increíble para seguir operando y eso además de darme mucho orgullo, lo agradezco profundamente.

 

Siempre he sido muy terco, a veces las cosas no me salen, pero todo es aprendizaje, creo que si no fuera tan terco no hubiera logrado obtener las cosas que me dan tanta satisfacción hoy. Ser terco tiene sus ventajas, aprendes mucho en el camino, te llenas de historias y de momentos chingones que cuando visitas te sacan una sonrisa y te enseñan que no hay sueños tan grandes ni metas inalcanzables, lo importante es aprender, aunque duela, aunque cueste, aunque los demás no lo entiendan.

 

En la primera oportunidad que tuve, cambié un IPAD por un vocho 1978 y compré en mercado libre un kit de fibra de vidrio para hacerlo Baja, ahí empezó todo, lo desarmamos en su totalidad, lo levantamos, lo pintamos, le hicimos un motor decente, le pusimos un roll bar, fuel cell, frenos, pedalera, y muchos etcéteras, lo digo como si hubiera sido un proceso de dos semanas, pero tomo al menos dos años hacer ese vocho.

 

Lo corrimos un par de veces solamente para probarlo y nunca quedó como me hubiera gustado, siempre había algo nuevo que mejorar y ahí aprendí que disfrutaba tanto correrlos, como hacerlos, de alguna manera ese Baja, es en mucha medida responsable de que hoy esté haciendo lo que hago y como lo hago.

 

La planeación fue muy mala, cambió de giro varias veces, incluso en algún momento tuvo un setup de calle, después entendí que si quería que el vocho hiciera lo que quería que hiciera, tenía que ser un Baja dedicado, un coche de carreras, lo que quiero decir es que el vocho y yo crecimos mucho en ese tiempo, fueron meses de investigación, planeación, re trabajos, mucho esfuerzo, tiempo y dinero en un proyecto que me hacía sentir muy orgulloso.

 

Al final, si lo pienso bien, fue ese Baja el que me dio las bases para entender que el negocio de la fabricación no es sencillo, requiere de conocimientos, habilidades, planeación y mucha pasión para poder llevarlo a ser competitivo y divertido, y es lo que más me apasiona en la vida.

 

Siempre he tenido la suerte de tener a mi lado un padre y un hermano que se contagian de mis locuras, no todas, no siempre, pero de alguna manera han aprendido a convivir con un tipo que les parece terco, arrogante, excéntrico, etc… Eso tampoco tengo manera de agradecerlo lo suficiente.

Ahora si en miércoles, hay rally.

Ahora si en miércoles, hay rally.

Ahora si en miércoles hay rally.

Este fin de semana se corrió en Mitla, Oaxaca el 16º Rally Sierra Juárez, un rally muy bonito por diversas razones, primero los tramos, una manga larga que se llama MITLA de veinte kilómetros, de subida, demandante en términos de concentración, muy técnico y muy rápido, con al menos tres cambios de ritmo importantes, todas las curvas disfrutables, una carretera con un trazado muy bien hecho, a diferencia de otros. Después San Bartolo, de ocho kilómetros de subida con unas vistas increíbles, tramos muy rápidos con derecha-izquierda-derecha haciendo casi recto para llegar frenando a cuatros y treses de subida donde recargas y dejas ir con todo y de bajada donde frenas y sueltas, acomodas y aligeras un poco la salida.

Luego el tres, que es el mismo que el dos pero de bajada, puedo todavía sentirlo, saliendo de una izquierda cinco para unas enganchadas sietes, izquierda, derecha, izquierda, derecha, ojo: frenos derecha cuatro menos en muro, luego enganchando con derecha y otra vez izquierda. El cuatro, que es el uno de bajada, veintiún kilómetros muy rápidos y luego trabados, una izquierda sobre el puente con bote, no asustes, la verdad es que asusta.

Nos costó mucho trabajo la primer pasada, no encontramos ritmo, el coche no iba bien, no tenía confianza en las notas y perdimos mucho tiempo, llegando a la vuelta en “U”, acomodamos presiones, repasamos notas, hicimos un análisis el Almirante y yo y decidimos salir con más huevos, a la mitad del tercero el coche empezó a sentirse mejor, empezamos a mejorar mucho y a conseguir mejor ritmo, el Almirante ya concentrado y con más confianza, me llevó más tranquilo y más rápido, la sensación cambió por completo.

A unos cinco kilómetros del final del cuarto tramo, Mau Pimentell nos hizo señal de SOS, nos paramos para ayudarles a apagar el incendio en el motor que ya estaba en llamas, se bajó el Almirante con el extintor, se lo acabó en dos minutos, se subió al “5” y nos fuimos tratando de recuperar lo perdido aunque sabíamos que no iba a ser posible.

Llegamos al servicio y pedí que no movieran las presiones, en la reclasificación por los tres minutos que perdimos en el “servicio de bomberos”, nos mandaron casi al final, aún así el segundo bucle nos salió mejor en todo, concentrados, confiando en las notas y disfrutando mucho, El Almirante iba tranquilo, no repetía nada más que lo que le pedía, nos salieron varias risas y carcajadas, sólo el que lo ha vivido sabe de que hablo.

Adelante se venían dando con todo Meza y Segura, Ledesma venía mucho más rápido que nosotros así que veníamos pensando en cuarto y cuidando los puntos para el campeonato que por cierto vamos segundos; a unos tres kilómetros de la meta del octavo y último tramo, vimos estacionado el Lancer de los Segura, eso nos metió al Podio y nos dejó más tranquilos con los puntos del campeonato.

El que viene es Morelia, es un rally como pocos, Mil Cumbres para muchos es el rally más chingón del planeta, yo soy uno de muchos, Oaxaca me gustó mucho, pero es un entrenamiento para Mil cumbres.

Nos leemos el próximo miércoles…o jueves.

Comenten, manden amor, manden gasolina, manden algo.

 

VE EL VIDEO AQUI

EN MIÉRCOLES SE HABLA DE RALLY

EN MIÉRCOLES SE HABLA DE RALLY

1985, para muchos de nuestros padres, hermanos y conocidos fue un año de la chingada en la Ciudad de México, y con razón, el terremoto destruyó miles de hogares y mató a más de 9,000 personas que hoy todavía duelen.

 

También es un año muy chingón, al menos para mí así lo es, es el año en que nací, se hizo la primera llamada por teléfono móvil, en el cine Back to the Future, Rambo, Rocky IV, en la música, Bob Dylan, Michael Jackson, Kenny Rogers, Stevie Wonder, se juntan para hacer “We are the World”,  Microsoft lanza Windows 1.0, se lanzan al mercado los primeros Compact Disc y también se descubrió el hoyo en la capa de ozono.

En el mundo motor, Suiza reglamenta el uso de convertidores catalíticos, dándole un respiro al ambiente, un golpe a las armadoras y al desempeño de los autos. En fin, es un año significativo por muchas cosas y acontecimientos.

En 1985 también, 1775 centímetros cúbicos, cuatro cilindros en línea, cuatro válvulas por cilindro, inyección electrónica, turbocargador, motor central transversal, tracción en las cuatro ruedas, cinco marchas, 300 caballos de fuerza, 940 kilos, Finlandia: título de constructores del Mundial de Rally, título de Pilotos del Mundial de Rally.

En 1985, el Peugeot 205 T16 hizo lo que quiso, bailó lo que pudo, primero con todo mundo y después a todos, con los mejores, jugó hasta que se cansó y yo no me canso de decirlo: es el coche de carreras más chingón, por su sonido, por su aspecto, por su estructura, su configuración, la complejidad, por ser de Rally, por su historia y porque se volvieron locos, porque Grupo B, porque Salonen y luego, el que lo hizo, Jean Todt, ya lo dije antes, es de los fuera de serie a los que aspiro llegar a ser un día.

En 1985 vivía con emoción mucha gente extraordinaria, fue capaz de crear máquinas increíbles que todavía hoy nos siguen emocionando, táchenme de romántico, de odioso y de insoportable, 1985 es de lo mejor que ha pasado, porque me ha pasado también a mí.

MIÉRCOLES DE RALLY

MIÉRCOLES DE RALLY

Ayer fue martes y mañana es jueves, hoy toca Rally

Debo decir primero que me siento profundamente agradecido con Manuel Iguiniz por haber tenido la confianza y luego haber colaborado en hacer de este rally una fiesta de esas que te dura la cruda varios días, Gracias Manolo, te quiero Gordo.

Para ser franco tenía mi dudas de cómo sería hacerlo sin el Almirante, no que me sintiera desconfiado porque Manolo es un navegante excepcional sino por la expectativa de cómo sería ir de la mano de alguien diferente a Andrés. Además subirme con Manuel representaba un reto, es un muy buen piloto y además ha navegado a muchos pilotos buenísimos como Benito Guerra y Doug Mockett y de alguna manera era la oportunidad para recibir una muy buena retroalimentación y mejorar el manejo.

Hicimos el primer tramo, Mesa Cuata, con las presiones unas cuatro libras por arriba para probar y ajustar en el siguiente, un tramo muy complicado con mucha bajada y muchas subidas en donde ya sabemos que el Lancer sufre, además, muy angosto con muchos giros en tres y dos cerrados por muretes adelante y atrás, ese sentimiento de que vas pegando en todos lados es divertido mientras no pegues, es un tramo muy técnico, el coche fue de lado todo el tiempo, un tramo que disfruté como niño, de verdad no podía dejar de sonreír por dentro, Manolo me llevó calmado, con ritmo y metió dos o tres chistes que todavía hicieron más divertido el tramo.

 

Para el segundo tramo Derramadero, bajamos un poco las presiones y lo sentí igual de divertido pero fue un tramo mucho más rápido mucho en bajada, el coche todavía se sentía muy suelto atrás así que la pasamos igual de divertidos.

El tramo del Brinco, con el nuevo brinco, es simplemente espectacular y el viernes para el reconocimiento, Benito me manejó una pasada para entender el ritmo, entendí que podía ir muy rápido y lo que hice fue disfrutarlo.

En la segunda pasada hice cambios que no funcionaron mucho, el coche se puso más difícil de predecir y mucho menos divertido, a favor, Segura arrancó tarde después del servicio y Ledesma pegó en un tramo, tuvo que esperar a que lo sacaran, así que después del servicio ya íbamos segundos, no quisimos arriesgar nada y nos divertimos como locos.

De este rally me llevo muchas cosas buenas, la primera es que pierdo mucho tiempo dando show, pero que le hacemos, me gusta ir de lado, me gusta mucho, la segunda es que debo confiar más en la nota, puedo ir mucho más rápido si confío en la nota siempre, puedo frenar más tarde, puedo acelerar antes y en eso estoy trabajando, la tercera es que Manolo es un gran tipo que canta tranquilo, que espera, que te acomoda y que te exige, gracias Manolo.

Nos leemos la siguiente,

 

 

× ¿En qué podemos servirle?