Ahora si en miércoles hay rally.

Este fin de semana se corrió en Mitla, Oaxaca el 16º Rally Sierra Juárez, un rally muy bonito por diversas razones, primero los tramos, una manga larga que se llama MITLA de veinte kilómetros, de subida, demandante en términos de concentración, muy técnico y muy rápido, con al menos tres cambios de ritmo importantes, todas las curvas disfrutables, una carretera con un trazado muy bien hecho, a diferencia de otros. Después San Bartolo, de ocho kilómetros de subida con unas vistas increíbles, tramos muy rápidos con derecha-izquierda-derecha haciendo casi recto para llegar frenando a cuatros y treses de subida donde recargas y dejas ir con todo y de bajada donde frenas y sueltas, acomodas y aligeras un poco la salida.

Luego el tres, que es el mismo que el dos pero de bajada, puedo todavía sentirlo, saliendo de una izquierda cinco para unas enganchadas sietes, izquierda, derecha, izquierda, derecha, ojo: frenos derecha cuatro menos en muro, luego enganchando con derecha y otra vez izquierda. El cuatro, que es el uno de bajada, veintiún kilómetros muy rápidos y luego trabados, una izquierda sobre el puente con bote, no asustes, la verdad es que asusta.

Nos costó mucho trabajo la primer pasada, no encontramos ritmo, el coche no iba bien, no tenía confianza en las notas y perdimos mucho tiempo, llegando a la vuelta en “U”, acomodamos presiones, repasamos notas, hicimos un análisis el Almirante y yo y decidimos salir con más huevos, a la mitad del tercero el coche empezó a sentirse mejor, empezamos a mejorar mucho y a conseguir mejor ritmo, el Almirante ya concentrado y con más confianza, me llevó más tranquilo y más rápido, la sensación cambió por completo.

A unos cinco kilómetros del final del cuarto tramo, Mau Pimentell nos hizo señal de SOS, nos paramos para ayudarles a apagar el incendio en el motor que ya estaba en llamas, se bajó el Almirante con el extintor, se lo acabó en dos minutos, se subió al “5” y nos fuimos tratando de recuperar lo perdido aunque sabíamos que no iba a ser posible.

Llegamos al servicio y pedí que no movieran las presiones, en la reclasificación por los tres minutos que perdimos en el “servicio de bomberos”, nos mandaron casi al final, aún así el segundo bucle nos salió mejor en todo, concentrados, confiando en las notas y disfrutando mucho, El Almirante iba tranquilo, no repetía nada más que lo que le pedía, nos salieron varias risas y carcajadas, sólo el que lo ha vivido sabe de que hablo.

Adelante se venían dando con todo Meza y Segura, Ledesma venía mucho más rápido que nosotros así que veníamos pensando en cuarto y cuidando los puntos para el campeonato que por cierto vamos segundos; a unos tres kilómetros de la meta del octavo y último tramo, vimos estacionado el Lancer de los Segura, eso nos metió al Podio y nos dejó más tranquilos con los puntos del campeonato.

El que viene es Morelia, es un rally como pocos, Mil Cumbres para muchos es el rally más chingón del planeta, yo soy uno de muchos, Oaxaca me gustó mucho, pero es un entrenamiento para Mil cumbres.

Nos leemos el próximo miércoles…o jueves.

Comenten, manden amor, manden gasolina, manden algo.

 

VE EL VIDEO AQUI