A medio día bajando de un avión, me enteré de la muerte de Jean-Luc Therier, quien fue el primero en ganar el Campeonato Mundial de Rallies en 1973, fue piloto de Alpine y de Renault, por eso siempre sonreía.

Corrió toda su vida, la mayoría, en Alpine A110 y por eso para mí es un chingonazo, luego al final corrió también con Porsche, no es que se haya equivocado pero nadie es perfecto.

Como nota al calce, he visto, leído y escuchado, que pilotos como Walter Röhrl hablaban todo el tiempo de Jean-Luc.

Le apodaron “Le Fox” por una razón: era astuto y relajado. Una de sus hazañas que más me gusta, es en Monte Carlo en 1984, en donde puso su Renault 5 Turbo adelante de los Lancias.

Ahora va la mía

Llegamos el jueves en la mañana para prepararnos para el Rally de la Media Noche, le dimos una pasada de día, y luego en la noche ya oscuro le dimos otra.

Arrancamos el viernes en la noche, hicimos todo con muchísimo cuidado. El objetivo de este rally de noche era hacerlo todo perfecto. Sin volvernos locos, porque el año pasado en el nocturno de Querétaro 2018, nos pusimos el chingadazo de nuestras vidas, de esos que no me gustaría repetir, queríamos quitarnos la espina de terminar un rally de noche.

Los tramos increíbles en su mayoría, dos tramos: siete y ocho con mucha grava suelta, los demás con muy buen pavimento. El uno, dos, nueve y diez rapidísimos con posibilidad de aventar y empujar mucho, los del medio, con vueltas complicadas y muy diferentes entre ellas.

El levantamiento fue crucial, pude tener más confianza a la nota, creo que crecí mucho como piloto en concentración, en disciplina y en trabajo. Andrés cómo siempre, muy bien salvo por dos o tres detalles.

 

Habría ahora que preguntarle a Andrés cómo se sintió en el coche.

 

Nos vemos la siguiente que toque.

BGR motorsport Humberto Calvillo Sepúlveda Jorge Andrés Calvillo Sepulveda #MRM #BGR

×