SE LLAMA RALLY Y SE ESCRIBE EN MIÉRCOLES

SE LLAMA RALLY Y SE ESCRIBE EN MIÉRCOLES

Todos los que me leen saben que me gustan mucho los autos, las carreras de autos y todo lo que huela a gasolina, bueno casi todo, pero en general todo. Me vuelven loco los coches de carreras viejos, la manera en la que suenan, se mueven, se escuchan, todo me emociona mucho, mucho, un chingo.

Luego, el rally me apasiona de manera muy especial, me gusta todo del rally, verlo, escucharlo y sobre todo, me gusta ser piloto de rally, creo que es una bendición tener las carreras en mi vida, soy muy afortunado de poder subirme a un coche y poder correr.

Desde hace algún tiempo, cuando monté el taller, fui invitado en muchas ocasiones al radio, a hablar de coches viejos y del taller, y a contar que hacemos y como lo hacemos, y desde entonces he tenido la inquietud de poder hablar entre amigos, de coches, de coches viejos, del mundial de rallies, de coches feos, bonitos, de las marcas, de su historia.

Es por eso que estamos preparando y tenemos casi listo un videopodcast semanal en donde vamos a poder odiar a los eléctricos como debe ser, vamos a poder hablar de coches viejos, de rallies famosos, queremos tener un invitado cada semana y exprimirlo hasta que quede seco del cerebro de todo lo que vamos a platicar. Se me antoja un tema informal, tal vez con unos pegoles (chupes) entre amigos, echando desmadre, divirtiéndonos mucho.

Es un proyecto que no me importa si se hace grande o si da dinero, es por el gusto de hablarlo, de aprender, de compartir y de divertirme, de eso se trata todo en la vida y no queda más que hacerlo.

Así que si les da la gana y quieren divertirse nos vamos a ver y a escuchar también muy pronto.

El primer episodio está casi listo y esperamos que nos escuchen y nos aporten.

Ya casi es miércoles otra vez.

Es miércoles de Rally, otra vez, gracias.

Es miércoles de Rally, otra vez, gracias.

 

 

A medio día bajando de un avión, me enteré de la muerte de Jean-Luc Therier, quien fue el primero en ganar el Campeonato Mundial de Rallies en 1973, fue piloto de Alpine y de Renault, por eso siempre sonreía.

Corrió toda su vida, la mayoría, en Alpine A110 y por eso para mí es un chingonazo, luego al final corrió también con Porsche, no es que se haya equivocado pero nadie es perfecto.

Como nota al calce, he visto, leído y escuchado, que pilotos como Walter Röhrl hablaban todo el tiempo de Jean-Luc.

Le apodaron “Le Fox” por una razón: era astuto y relajado. Una de sus hazañas que más me gusta, es en Monte Carlo en 1984, en donde puso su Renault 5 Turbo adelante de los Lancias.

Ahora va la mía

Llegamos el jueves en la mañana para prepararnos para el Rally de la Media Noche, le dimos una pasada de día, y luego en la noche ya oscuro le dimos otra.

Arrancamos el viernes en la noche, hicimos todo con muchísimo cuidado. El objetivo de este rally de noche era hacerlo todo perfecto. Sin volvernos locos, porque el año pasado en el nocturno de Querétaro 2018, nos pusimos el chingadazo de nuestras vidas, de esos que no me gustaría repetir, queríamos quitarnos la espina de terminar un rally de noche.

Los tramos increíbles en su mayoría, dos tramos: siete y ocho con mucha grava suelta, los demás con muy buen pavimento. El uno, dos, nueve y diez rapidísimos con posibilidad de aventar y empujar mucho, los del medio, con vueltas complicadas y muy diferentes entre ellas.

El levantamiento fue crucial, pude tener más confianza a la nota, creo que crecí mucho como piloto en concentración, en disciplina y en trabajo. Andrés cómo siempre, muy bien salvo por dos o tres detalles.

 

Habría ahora que preguntarle a Andrés cómo se sintió en el coche.

 

Nos vemos la siguiente que toque.

BGR motorsport Humberto Calvillo Sepúlveda Jorge Andrés Calvillo Sepulveda #MRM #BGR

Hoy es 17 de julio de 2019 y es de rally, también es miércoles

Hoy es 17 de julio de 2019 y es de rally, también es miércoles

Hace quince días llevé el Subaru al Autódromo de Amozoc, en la tercera vuelta volé el motor. Una tristeza, me encabrona, es casi seguro que ha sido un descuido mío, me pasé de vueltas y no me di cuenta, porque no tuve ningún retroceso muy arriba ni lo deje que subiera mucho, pero bueno, el caso es que rompí el motor.

El Subaru, siempre ha sido mi consentido; me encabrona mucho haber sido tan irresponsable. Además, sabíamos que esos motores rompían, que uno debía cuidar, sabíamos que el mapa era hecho especial, que podía quedarse pobre, que había que ir con cuidado.

 

El STI del coche significa SUBARU TECNICA INTERNATIONAL, es la empresa que creo Subaru para englobar todos sus desarrollos de competencia, que en su mayoría fueron de Rally, después del éxito del 555 que les dio el campeonato del mundo entre 1995 y 1997 de la mano de McRae, quien es para mi uno de los mejores pilotos de todos los tiempos, es una de las danzas más intensas que he visto en el rally, si es que saben a qué me refiero, entienden que la pasión que ponía en el volante y los pies es incomparable. Además Escocés, además empezó en Talbot, además fue quien desarrolló el coche para PRODRIVE, tantas cosas que hablar de Colin, eso en otro miércoles que no sea de romper motores.

 

El caso es que en el lamento del motor del STI, estuve haciendo cuentas de cuantos motores había ya roto y no son muchos pero si son varios, haciendo más análisis, recorrí todos los momentos y el primero que viví y que recuerdo perfecto fue un V8 de Ford de una Wayin de mi papá Gran Marquis, yo no lo rompí, fue mi papá, pero me acuerdo de todo, regresábamos de ZACATECAS, íbamos con mis hermanas y mi mamá, nos orillamos, mi papá paró un autobús y mi mamá y mis hermanas subieron, mi papá se quedó conmigo supongo que para que mi mamá no tuviera que lidiar con tres. Un mecánico en moto se orilló a apoyarnos, cuando no hubo más que hacer que cerrar con llave y echar la bendición, desamarró del asiento trasero de la moto una plancha de ropa, la amarró al tanque de gasolina para hacernos espacio y haciéndome sándwich el mecánico y mi papá, recorrimos la distancia que había al taller mecánico. Recuerdo perfecto el viento en los ojos, las manos entumidas y el olor a sudor de una semana sin baño del mecánico. Cada que rompo un motor me acuerdo y puedo seguir oliendo al cabrón ese. Bueno que no rompa tantos motores.

¿Cuántas veces y qué motores han roto?

Quien fuera miércoles, para que fuera de rally.

Quien fuera miércoles, para que fuera de rally.

La semana pasada en Tulancingo tuve el entrenamiento de asfalto para los siguientes rallies del campeonato, es la manera de hacer un switch o cambio en la programación mental para pasar de tierra a asfalto en donde el agarre es mucho mayor, las condiciones son totalmente diferentes y se va más rápido.

La cita era a las 9 de la mañana en el Autódromo de Tulancingo, para comenzar el día salimos con llantas de calle adelante y atrás para hacer que el coche fuera con poco agarre, de maneras más complicadas. En la recta un slalom para practicar virajes y entender la suspensión.

 

Como segundo ejercicio, montaron llantas de competencia adelante para que el coche tuviera mucho mejor agarre con las que giran y perdiera la parte trasera, este ejercicio ayuda mucho en las reacciones y por ende en las recuperaciones.

 

Tulancingo desde mi poquísima experiencia tiene dos cocos, la curva cinco y la uno, en ese orden, la cinco es una horquilla muy abierta en donde se puede perder mucho tiempo y la uno es una izquierda tarde que sube para una derecha y en esas dos me concentré para entender el coche.

 

Después de varias vueltas con las traseras de calle, me subí de navegante con Enrique Meza para entender mejor el ritmo y el trazado, debo decir que es una persona a la que admiro y respeto porque a su corta edad es un tipo maduro, seguro y con muchas manos. Me llevó dos o tres vueltas y me volví a subir a mi auto.

 

Tratando de acercarme al trazado de Meza sobre todo en la uno y la cinco, di un par de vueltas y me sentí mejor con el trazado y las reacciones del coche, también más seguro, en la tercera vuelta ya confiado, tomé la cinco dejando que se fuera más al borde, cuando lo metí de vuelta, perdí la trasera y aunque miré y puse el volante en la salida, ya no tenía donde hiciera tracción, tal vez me falto acelerador y me sobró volante, intento reproducirlo pero no lo tengo aún muy claro.

Terminé arriba de un metro de llantas sin consecuencias para mí y sin graves para el auto, defensa, vinil, hojalatería, pintura, las de rigor en una salida.

 

Lo que aprendí es que puedo ir mucho más rápido que hace unos meses, tengo ya mejores manos y pies, el volante va más fino, las reacciones son más rápidas y los inputs de freno y acelerador son ya más rápidos y constantes, sigo aprendiendo, pero aún me falta mucho camino por recorrer.

 

Ayer y antier di un curso de manejo, no que sea profesional pero me sé un par de trucos, tuve una veintena de alumnos e hice que el 80-90 por ciento de ellos mejorara considerablemente su manejo, me hizo feliz y cansado.

 

Las fotos son de BGR MEDIA.

 

EN MIÉRCOLES SE HABLA DE RALLY

EN MIÉRCOLES SE HABLA DE RALLY

1985, para muchos de nuestros padres, hermanos y conocidos fue un año de la chingada en la Ciudad de México, y con razón, el terremoto destruyó miles de hogares y mató a más de 9,000 personas que hoy todavía duelen.

 

También es un año muy chingón, al menos para mí así lo es, es el año en que nací, se hizo la primera llamada por teléfono móvil, en el cine Back to the Future, Rambo, Rocky IV, en la música, Bob Dylan, Michael Jackson, Kenny Rogers, Stevie Wonder, se juntan para hacer “We are the World”,  Microsoft lanza Windows 1.0, se lanzan al mercado los primeros Compact Disc y también se descubrió el hoyo en la capa de ozono.

En el mundo motor, Suiza reglamenta el uso de convertidores catalíticos, dándole un respiro al ambiente, un golpe a las armadoras y al desempeño de los autos. En fin, es un año significativo por muchas cosas y acontecimientos.

En 1985 también, 1775 centímetros cúbicos, cuatro cilindros en línea, cuatro válvulas por cilindro, inyección electrónica, turbocargador, motor central transversal, tracción en las cuatro ruedas, cinco marchas, 300 caballos de fuerza, 940 kilos, Finlandia: título de constructores del Mundial de Rally, título de Pilotos del Mundial de Rally.

En 1985, el Peugeot 205 T16 hizo lo que quiso, bailó lo que pudo, primero con todo mundo y después a todos, con los mejores, jugó hasta que se cansó y yo no me canso de decirlo: es el coche de carreras más chingón, por su sonido, por su aspecto, por su estructura, su configuración, la complejidad, por ser de Rally, por su historia y porque se volvieron locos, porque Grupo B, porque Salonen y luego, el que lo hizo, Jean Todt, ya lo dije antes, es de los fuera de serie a los que aspiro llegar a ser un día.

En 1985 vivía con emoción mucha gente extraordinaria, fue capaz de crear máquinas increíbles que todavía hoy nos siguen emocionando, táchenme de romántico, de odioso y de insoportable, 1985 es de lo mejor que ha pasado, porque me ha pasado también a mí.

MIÉRCOLES EN JUEVES

MIÉRCOLES EN JUEVES

 

 

 

 

 

ESTE ES OTRO QUE NO VAN A QUERER LEER

Tengo, gracias a Dios muchas personas que me sirven de inspiración, siempre he pensado que mi objetivo es hacer que mis hijos me recuerden como un tipo medio loco, ser un fuera de serie, vivir con mucha pasión y entregarme a todo lo que hago. Tengo varios personajes lejanos y cercanos (gracias a Dios muchos cercanos), a quienes admiro profundamente y que me inspiran todos los días.

 

Uno de esos personajes lejanos es Jean Todt, me encantaría poder platicar con él un día, es un muy buen ejemplo del tipo de “fuera de serie” a los que aspiro poder llegar un día, y lo es por varias razones; pensarán que poco tiene que ver con rally, pero como yo soy el que escribe y además me leen cuatro personas, me da la gana, los voy a aburrir con los porqués.

Empezó como navegante, intentó ser piloto, no lo logró, pero sus ganas de seguir involucrado de alguna manera en los rallies, lo llevaron a que siguiera de navegante, y después se encargara de la integración de Talbot a Peugeot, una chamba que no era fácil.

 

Después, el equipo de marketing de Peugeot, le pidió que desarrollara el coche de rally para competir el Campeonato Mundial de Rallies, tomando como base el recién presentado 205, a punto de ser lanzado, y ese era el reto, debía desarrollar el coche de rallies, entre la presentación del coche y a la par del lanzamiento.

 

He leído mucho de Todt, y sé que es un tipo brillante, su magia no está en ser un ingeniero brillante, ni un piloto extraordinario, ni un, ni un, su genio en cambio, es el del convencimiento, el de la producción, el resolver problemas, es un hacedor de cosas, de esos hay pocos y pocos buenos, se equivocó relativamente poco y su éxito fue masivo.

En muy poco tiempo, logró desarrollar una tracción en las cuatro ruedas, con un motor transversal, un tren motriz complejísimo, un turbo con un sonido increíble y el baile, el baile es uno de los más hermosos del Grupo B, que ganó dos campeonatos del mundo, varios locales y muchas carreras.

Consiguió ingenieros, piezas, apoyo, pilotos, falló, los volvió a conseguir y falló, pero lo hizo todo en poco tiempo, y en poco tiempo también consiguió los resultados.

Le he hecho ya un monumento en mi cabeza y cuando las cosas se complican, pienso en él y en el equipo que formó, me doy cuenta de que todo es posible, pero que además no tienes que ser el más técnico ni el mejor piloto, ni el mejor navegante, ni el mejor en un montón de cosas, sólo tienes que convencer a los mejores de trabajar contigo y eso es lo que trato de hacer todos los días, a veces sale y a veces no, pero no me canso.

El que sigue, ojalá que si venga en miércoles porque es buen día para el rally.

 

 

Nos leemos.

× ¿En qué podemos servirle?