Ayer fue miércoles y no hubo rally. Pero hoy si hay.

Ayer fue miércoles y no hubo rally. Pero hoy si hay.

Estamos ya casi saliendo a Oaxaca para correr el Rally Sierra Juárez, son dos tramos de ida y dos de regreso, dos veces. Un tramo largo de 20 kilómetros. El año pasado no lo corrimos pero todos han dicho que es un rally increíble. Ya les cuento al regreso.

Ayer tuvimos nuestro segundo episodio de MONKEY RADIO con todos los básicos del Rally, nos faltaron un montón de cosas que decir pero el tiempo siempre es limitado, podríamos hablar horas. Vale la pena que le den una escuchada, este episodio que grabamos ayer, el martes se sube a el canal de YouTube, suscríbanse y comenten.

El fin de semana pasado se disputó en Alemania el ADAC RALLY, Tänak, el estoniano, logró su tercer victoria en Alemania pero Neuville no se lo puso fácil. Neuville ponchó el sábado en la tarde y cambió la llanta en 1:15, impresionante, pero no le alcanzó.

Mosel le ha dado a Tänak la ventaja por 33 puntos en la tabla del campeonato. Cagado que en el penúltimo tramo haya tenido que ir con cuidado por falla en los frenos.

Tänak lo dije ya en otro miércoles, no tiene miedo, está concentrado, no comete errores y va muy rápido.

Ya casi es jueves, por eso hay rally

Ya casi es jueves, por eso hay rally

La semana pasada recibimos muchos mensajes dándome material e ideas para escribir los miércoles, hay unos muy buenos y otros sobre los cuales ya había escrito, deberían de darle una revisada a los miércoles pasados para que vean de que hemos hablado.

Ayer tuvimos el primer episodio de MONKEY RACING RADIO, estábamos nerviosos y emocionados, la verdad es que no tenemos ni idea de cómo hacerlo profesionalmente pero nos apasiona mucho, así que dimos lo mejor y en términos generales creo que tuvimos buena respuesta de todos ustedes, y por eso estoy agradecido, ahora esperen el siguiente para el próximo martes y en estos días si no es que ya, estarán disponibles en YouTube y en Spotify el video y el podcast. GRACIAS. Ahora participen que esto es para todos.

La próxima semana se corre en Oaxaca el Rally Sierra Juárez, el segundo de pavimento de la temporada, después de Tehuacán de noche, me siento ansioso y emocionado, el año pasado no corrimos este rally y la verdad es que todos dicen que es un rally increíble. Vamos a ir a disfrutar mucho y divertirnos.

Paz y Daniel son Los Cuerudos

Paz Hernández es el navegante de Daniel Hernández, juntos son “Los Cuerudos”; son dos tipos con muchos huevos, primero porque son una excelente tripulación, luego porque representan todo lo que es el rally, pero no me voy a poner romántico, de los Cuerudos ya hablaremos en un especial, con ellos. El chiste, es que Paz sugirió que habláramos sobre la diferencia entre un levantamiento de tramo sobre terracería y un tramo de asfalto. Creo, que la diferencia principal es que tienes que ver todo el tiempo y anotar muy bien en donde vas a pisar, donde hay mejor agarre, los puntos de frenada son mucho más temprano, y tienes que considerar que el auto siempre va a batallar con el agarre sobre todo atrás donde no hay peso ni tracción para los del Grupo 2, pero para mi, eso es lo divertido. Además, debes de cuidar mucho el auto, donde está muy roto debes ir despacio, tienes que considerar además que en las bajadas frenando tienes que frenar antes y eso debe ir en el levantamiento, recuerden que el auto solo puede hacer una cosa al mismo tiempo (o al menos ese es el ideal del auto si es que tuviera mente propia, te diría que no le pidas las dos cosas al mismo tiempo) o gira o frena, por eso hay que soltar el freno para girar o enderezar para frenar. La belleza del baile, radica en dominar esta combinación de freno y volante.

En asfalto, las cosas son diferentes, puedes apoyar casi en todos lados, aunque debes siempre levantar las zonas en donde cambia la condición del agarre, luego los puntos de frenado se acortan, puedes aventar mucho más el coche. Para ponerme un poquito romántico, la tierra es algo como una bailarina de ballet de puntitas y fina, y el asfalto es algo como una bailaora 💃🏽 de flamenco apoyando bien los pies y bailando con fuerza.

Nos vemos antes del jueves.

Comenten

SE LLAMA RALLY Y SE ESCRIBE EN MIÉRCOLES

SE LLAMA RALLY Y SE ESCRIBE EN MIÉRCOLES

Todos los que me leen saben que me gustan mucho los autos, las carreras de autos y todo lo que huela a gasolina, bueno casi todo, pero en general todo. Me vuelven loco los coches de carreras viejos, la manera en la que suenan, se mueven, se escuchan, todo me emociona mucho, mucho, un chingo.

Luego, el rally me apasiona de manera muy especial, me gusta todo del rally, verlo, escucharlo y sobre todo, me gusta ser piloto de rally, creo que es una bendición tener las carreras en mi vida, soy muy afortunado de poder subirme a un coche y poder correr.

Desde hace algún tiempo, cuando monté el taller, fui invitado en muchas ocasiones al radio, a hablar de coches viejos y del taller, y a contar que hacemos y como lo hacemos, y desde entonces he tenido la inquietud de poder hablar entre amigos, de coches, de coches viejos, del mundial de rallies, de coches feos, bonitos, de las marcas, de su historia.

Es por eso que estamos preparando y tenemos casi listo un videopodcast semanal en donde vamos a poder odiar a los eléctricos como debe ser, vamos a poder hablar de coches viejos, de rallies famosos, queremos tener un invitado cada semana y exprimirlo hasta que quede seco del cerebro de todo lo que vamos a platicar. Se me antoja un tema informal, tal vez con unos pegoles (chupes) entre amigos, echando desmadre, divirtiéndonos mucho.

Es un proyecto que no me importa si se hace grande o si da dinero, es por el gusto de hablarlo, de aprender, de compartir y de divertirme, de eso se trata todo en la vida y no queda más que hacerlo.

Así que si les da la gana y quieren divertirse nos vamos a ver y a escuchar también muy pronto.

El primer episodio está casi listo y esperamos que nos escuchen y nos aporten.

Ya casi es miércoles otra vez.

Es miércoles de Rally, otra vez, gracias.

Es miércoles de Rally, otra vez, gracias.

 

 

A medio día bajando de un avión, me enteré de la muerte de Jean-Luc Therier, quien fue el primero en ganar el Campeonato Mundial de Rallies en 1973, fue piloto de Alpine y de Renault, por eso siempre sonreía.

Corrió toda su vida, la mayoría, en Alpine A110 y por eso para mí es un chingonazo, luego al final corrió también con Porsche, no es que se haya equivocado pero nadie es perfecto.

Como nota al calce, he visto, leído y escuchado, que pilotos como Walter Röhrl hablaban todo el tiempo de Jean-Luc.

Le apodaron “Le Fox” por una razón: era astuto y relajado. Una de sus hazañas que más me gusta, es en Monte Carlo en 1984, en donde puso su Renault 5 Turbo adelante de los Lancias.

Ahora va la mía

Llegamos el jueves en la mañana para prepararnos para el Rally de la Media Noche, le dimos una pasada de día, y luego en la noche ya oscuro le dimos otra.

Arrancamos el viernes en la noche, hicimos todo con muchísimo cuidado. El objetivo de este rally de noche era hacerlo todo perfecto. Sin volvernos locos, porque el año pasado en el nocturno de Querétaro 2018, nos pusimos el chingadazo de nuestras vidas, de esos que no me gustaría repetir, queríamos quitarnos la espina de terminar un rally de noche.

Los tramos increíbles en su mayoría, dos tramos: siete y ocho con mucha grava suelta, los demás con muy buen pavimento. El uno, dos, nueve y diez rapidísimos con posibilidad de aventar y empujar mucho, los del medio, con vueltas complicadas y muy diferentes entre ellas.

El levantamiento fue crucial, pude tener más confianza a la nota, creo que crecí mucho como piloto en concentración, en disciplina y en trabajo. Andrés cómo siempre, muy bien salvo por dos o tres detalles.

 

Habría ahora que preguntarle a Andrés cómo se sintió en el coche.

 

Nos vemos la siguiente que toque.

BGR motorsport Humberto Calvillo Sepúlveda Jorge Andrés Calvillo Sepulveda #MRM #BGR

Hoy es 17 de julio de 2019 y es de rally, también es miércoles

Hoy es 17 de julio de 2019 y es de rally, también es miércoles

Hace quince días llevé el Subaru al Autódromo de Amozoc, en la tercera vuelta volé el motor. Una tristeza, me encabrona, es casi seguro que ha sido un descuido mío, me pasé de vueltas y no me di cuenta, porque no tuve ningún retroceso muy arriba ni lo deje que subiera mucho, pero bueno, el caso es que rompí el motor.

El Subaru, siempre ha sido mi consentido; me encabrona mucho haber sido tan irresponsable. Además, sabíamos que esos motores rompían, que uno debía cuidar, sabíamos que el mapa era hecho especial, que podía quedarse pobre, que había que ir con cuidado.

 

El STI del coche significa SUBARU TECNICA INTERNATIONAL, es la empresa que creo Subaru para englobar todos sus desarrollos de competencia, que en su mayoría fueron de Rally, después del éxito del 555 que les dio el campeonato del mundo entre 1995 y 1997 de la mano de McRae, quien es para mi uno de los mejores pilotos de todos los tiempos, es una de las danzas más intensas que he visto en el rally, si es que saben a qué me refiero, entienden que la pasión que ponía en el volante y los pies es incomparable. Además Escocés, además empezó en Talbot, además fue quien desarrolló el coche para PRODRIVE, tantas cosas que hablar de Colin, eso en otro miércoles que no sea de romper motores.

 

El caso es que en el lamento del motor del STI, estuve haciendo cuentas de cuantos motores había ya roto y no son muchos pero si son varios, haciendo más análisis, recorrí todos los momentos y el primero que viví y que recuerdo perfecto fue un V8 de Ford de una Wayin de mi papá Gran Marquis, yo no lo rompí, fue mi papá, pero me acuerdo de todo, regresábamos de ZACATECAS, íbamos con mis hermanas y mi mamá, nos orillamos, mi papá paró un autobús y mi mamá y mis hermanas subieron, mi papá se quedó conmigo supongo que para que mi mamá no tuviera que lidiar con tres. Un mecánico en moto se orilló a apoyarnos, cuando no hubo más que hacer que cerrar con llave y echar la bendición, desamarró del asiento trasero de la moto una plancha de ropa, la amarró al tanque de gasolina para hacernos espacio y haciéndome sándwich el mecánico y mi papá, recorrimos la distancia que había al taller mecánico. Recuerdo perfecto el viento en los ojos, las manos entumidas y el olor a sudor de una semana sin baño del mecánico. Cada que rompo un motor me acuerdo y puedo seguir oliendo al cabrón ese. Bueno que no rompa tantos motores.

¿Cuántas veces y qué motores han roto?

× ¿En qué podemos servirle?